martes, 15 de abril de 2014

La relación ha de ser individual y personalizada

Hoy en día, inmersos entre tanta competitividad, los consumidores exigen un servicio excepcional para convertirse en fieles clientes.

Debes saber que tus clientes y potenciales clientes no sólo compran tus productos o servicios, sino que realmente están comprando la experiencia de los sentimientos que proporcionas cuando se encuentran en tu local.

Para ello, te aconsejamos que crees una relación personalizada con ellos mediante un plan de fidelización eficaz: Reconoce a tus clientes después del servicio.

  • Primero, debes reconocer a aquellos clientes que te generan mayor rentabilidad  y premiando su fidelidad asegurarás mayores ingresos.
  • Regálales una tarjeta personalizada en la que acumulen puntos/dinero después de cada pago que realice. Esto incentivará que vuelvan porque saben que obtendrán algún beneficio en tu establecimiento y no en otro.
  • Luego, arma una base de datos y coloca constantemente las últimas compras que vienen realizando; así sabrás sus gustos y podrás ofrecerles aquello que realmente les interesa.
  • Mantente en contacto y dirígete a ellos de manera personalizada ya sea vía correo electrónico o llamadas telefónicas.
  • Invítalos a participar de promociones exclusivas o a canjear aquellos puntos/dinero que tienen acumulado.
  • Luego de sus compras, siempre escríbeles agradeciendo la visita realizada.                ¡Tu clientela es parte de tu “familia”!
Tal vez te suena algo complejo pero existe una herramienta muy sencilla que realiza todo este trabajo y cuenta con un sistema 100% eficiente: Tarjeta Cliente. 

¡Nunca olvides que un cliente fiel es tu mejor publicidad!

lunes, 14 de abril de 2014

Trabajo inteligente: fidelización de clientes

Desde pequeños siempre exploramos y soñamos con aquellas cosas que, por más que parezcan inalcanzables, nos hacen sentir ganadores. 

Y hoy, siendo adultos, aún mantenemos ese carácter de búsqueda. ¡Lo cual es muy bueno! ya que sólo así es como nos fijamos las metas que queremos cumplir, un camino a seguir y finalmente podemos lograr el éxito.

Algo que debemos tener muy en cuenta es el concepto de realizar un "trabajo inteligente". 
Es muy simple: las acciones que requieran conseguir tus sueños no deben ser duras 
y dolorosas, no necesitas trabajar duro, sino trabajar de manera inteligente.

Si tienes un negocio, por más pequeño que sea, necesitas de clientes que te compren (todos lo sabemos). Pero no sólo de aquellos consumidores que te compran de vez en cuando; por el contrario, necesitas que ese consumidor que ya te conoce se convierta en un cliente asiduo, que esté contento con tu servicio y te garantice su retorno. Es decir, lograr un cliente fiel.

Teniendo clientes fieles obtendrás beneficios notables: Conocer sus preferencias y saber en dónde invertir para mejorar, obtener datos personales para dirigirte a ellos de forma personalizada, armar una cartera de clientes gracias a las recomendaciones que hagan a sus conocidos, ahorrar una importante inversión publicitaria, etc. 

Es así como concluimos que la fidelización de clientes es sinónimo de trabajo inteligente. ¿Interesante no?