Restauración y Hostelería

Mayor valor para tu restaurante

Las personas siempre tendemos a comparar y los clientes de tu restaurante no son la excepción. El valor excelente está en la mente de tus comensales y no sólo se refiere al coste que pagan por la comida y bebida, sino implica el servicio, calidad y el ambiente que les ofreces.

La comida que sirves debe resaltar por su calidad y frescura: lucir y saber mejor que en otros restaurantes para que además de recibir elogios de tus comensales, se sientan atraídos por volver continuamente.

Para ofrecer un buen ambiente debes ser cuidadoso con la decoración del local, los uniformes del personal que atiende al cliente así como aquellos que permanecen en la cocina, la carta de los menús, la mantelería, las sillas, los cubiertos y vajillas, la música acorde al tono de tu restaurante y que no interrumpa la conversación entre tus comensales y por supuesto, el tipo de alimentos y bebidas.

Por último, un aspecto fundamental es que los clientes están muy pendientes de todo lo que incluye la limpieza y baños. Asegúrate que tu restaurante sea reflejo de pulcritud y buen olor en todo tu local. 

Si además de todo esto (no hemos descubierto nada nuevo), ofreces un valor añadido y haces saber al cliente que es importante para tí, obtendrás un feed-back que se traducirá en una próxima visita y en los comentarios positivos que éste hará sobre tu negocio.
Ofrece la posibilidad de premiarle en cada visita, de cuidarlo y mimarlo, de hacer que se sienta exclusivo y un programa de incentivos como Tarjeta Cliente es la herramienta perfecta que además trabaja por tí, evitando que tu operativa se vea interrumpida por complicados sistemas o rudimentarios como el famoso sellito por cada menú como ejemplo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario